Plaza Bib-Rambla, nº 21, 2ª planta

GRANADA

Método de trabajo

En el Centro de Psicología Ágora aplicamos la Terapia Cognitivo-Conductual. Nuestro objetivo es trabajar el motivo de consulta de forma amplia, detectando los factores causantes del malestar del paciente y trabajando en diferentes vulnerabilidades que puedan estar influyendo en dicho problema (como podrían ser la baja autoestima, o un estilo social/comunicativo inadecuado), para así trabajar en ellas y prevenir futuras recaídas.

 

Para nosotros es muy importante la autonomía del paciente, por lo que, a lo largo de la terapia, éste irá aplicando los conocimientos adquiridos en las sesiones para así conseguir una total independencia y poder trabajar dichos conocimientos tanto en el momento presente como en el futuro. En todo momento será fundamental una actitud colaboradora y una participación activa por parte del paciente.

 

La Terapia Cognitivo-Conductual se centra en el presente del paciente y en su demanda específica, es decir, el motivo concreto que le haya traído hasta nuestro centro. Si durante las sesiones aparecieran nuevas demandas o se hiciera patente un nuevo foco de malestar, la terapia se iría amoldando y adaptando para cubrir todas esas necesidades. Aún así este tipo de terapia se considera una terapia breve (entre 3 y 6 meses, llegando a extenderse en algunos casos concretos hasta 12 meses).

 

El protocolo de intervención aplicado en nuestro centro tiene los siguientes apartados:

 

  1. Evaluación amplia del problema mediante métodos objetivos (cuestionarios) y entrevista. Elaboración y explicación de un análisis funcional (diagrama) sobre la problemática.

 

  1. Psicoeducación: consiste en dar información al paciente mediante explicaciones y lecturas sobre su motivo de consulta, sus síntomas, sus causas, el modelo cognitivo…

 

  1. Abordaje del trastorno o problema concreto, aplicando el protocolo necesario para cada caso.

 

  1. Mejora de autoestima, habilidades sociales y resolución de problemas (en casos en los que sea necesario): consiste en el trabajo y mejora de ciertos déficits o vulnerabilidades para así prevenir futuras recaídas del paciente.

 

  1. Terapia cognitiva: educación en el modelo cognitivo, detección de pensamientos automáticos negativos y esquemas disfuncionales, y discusión socrática de los mismos.

 

  1. Prevención de recaídas y sesiones de seguimiento.